La Sierra Crestellina

Este reportaje muestra la subida a la Sierra Crestellina, en la zona de Casares (Málaga). Se trata de una pequeña sierra caliza con laderas escarpadas que se encuentra indidualizada de la Sierra Bermeja, asomándose al mediterráneo y al valle del Guadiaro.

Al ser una sierra de altitud muy modesta (954 m), nos planteamos hacer la ascensión un poco mas completa, e iniciamos la ruta prácticamente al nivel del mar, siguiendo un sendero PR que une Manilva con Casares.

También aprovechamos la existencia del refugio de Crestellina para hacer noche en él.

Esta es la imagen de la sierra vista desde la costa.

El sendero sigue el cauce del rio Manilva. Al poco nos metemos en la zonakarstica de la Sierra de la Utrera.
Este cañón se conoce como el Canuto de la Utrera y es un afluente fósil del rio Manilva.
Las laderas del río forman un torcal con multitud de riscos.
La zona se está equipando como zona de escalada.
Imagen general del cauce. La ausencia de circulación de agua está haciendo que crezca una vegetación selvática.
Otra imagen del cauce, con las adelfas de porte arbóreo.
Pasado el Canuto de la Utrera llegamos a la surgencia ferruginosa de Hedionda. Este manantial lo aprovecharon los romanos para hacer unos baños, que se han usado mucho a lo largo de la historia. Esta es la construcción romana sobre la surgencia.
Río arriba de los baños aparece un caudal de manera mas o menos constante, aunque hay sumideros y surgencias en todo el recorrido por la naturaleza caliza de la zona.

La vereda sigue el cauce del rio, pasando de un lado a otro continuamente.

Los canchos calizos que flanquean el rio.
la vegetación se hace mas espesa conforme avanzamos río arriba, formando un tunel en algunas zonas.

Se atraviesan varios claros donde suelen aparecer restos de antiguos molinos. La zona está muy vistosa con las lluvias del invierno.

Porte arbóreo de las adelfas y otras plantas de ribera. Este es el único punto confuso de la ruta, ya que la vereda parece que se pierde y hay que pasarse a la orilla contraria.
Ultimo vadeo del rio antes de llegar a otra interesante zona karstica
la vereda se eleva sobre el río ya que este tramo no es practicable. La s laderas se encajonan y se forma un cañón calizo, esta vez con caudal.
Otra imagen del cañón, con la cueva cerca del cauce.
Formaciones de tipo "torcas" flanqueando el río.
Mas adelante la vereda pierde altura para buscar de nuevo la orilla del río. La vegetación se vuelve a espesar, aunque la vereda está muy marcada y no hay problema para seguirla.
Superada la zona de encajonamiento, el valle se abre completamente. Ya se intuye la cercanía al pueblo.
Al poco se deja definitivamente el rio y se asciende de manera continua hacia Casares. Ya se ven campos de labor y pequeñas cortijadas.
Imagen de la parte moruna de Casares, encaramada a un risco.
El pueblo se atraviesa por su calle principal. Ahora en primavera está muy vistoso, con fachadas blanquísimas y un montón de fleres creciendo por cualquier sitio.
Una vez atravesado el pueblo se inicia una fuerte subida por una vereda en zig-zag. Al fondo vemos por primera vez el mediterráneo
En este refugio tenemos planteada la noche. Se trata de un refugio guardado propiedad del ayuntamiento de Casares. Para usarlo hay que ponerse en contacto con el ayuntamiento. Tiene 10 plazas en literas, y el precio de la pernocta es la mitad que los de la FAM.
Esta es la vista de Casares desde el refugio. Al fondo la línea de costa.
Luz de luna sobre el mediterráneo. El viento está en calma absoluta y se ve el mar como un plato.
Por la mañana iniciamos la subida a la cumbre de Crestellina. La primavera espectacular.
Aspecto de las resaltes que bordean toda la sierra.
La ruta faldea los escarpes para acceder a la parte alta de la sierra por el espoloncito que la une a los Reales.
Frondosa vegetación por esta ladera de la sierra.
Conforme se va ganado altura aparece hacia el norte las cumbres de la Sierra de Grazalema, Sierra de las Nieves y todo el Valle del Genal.
En el último tramos de subida la vegetación prácticamente desaparece. Ya quedan pocos metros hacia la cresta de la sierra.
Nueva mirada hacia atrás para ver el tapizado de castaños que cubre gran parte del valle del Genal.
Rocas calizas de la cumbre de la sierra.
Una vez alcanzada la cuerda de la sierra, el avance se hace cresteando. Al fondo la Sierra de Grazalema y el Hacho de Gaucín.
Y por último vista hacia el sur desde la cumbre, donde se ve el cresterio que forma la sierra desde la cumbre. Al fondo a la izquierda aparece Casares, con las nubes de levante sobre el estrecho detrás.
Desde aquí hicimos el descenso hasta Manilva en sentido inverso al de subida.
a principal a página de rutas

carlete.com. Año 2017

Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción de todo el contenido de esta web sin expresa autorización de su autor.