Sierra de Gredos: El castañas de Casillas- El Tiemblo

Desde hace algunas temporadas teníamos ganas de recorrer algún bosque "vestido de otoño".  El puente de "Los Santos" este año nos ha venido bien, y aprovechando las altas temperaturas que estamos teniendo en este año tan atípico nos decidimos a visitar uno de estos bosques.

La elección ha sido el castañar de Casillas- El Tiemblo, en la zona oriental de Gredos, y el punto de partida ha sido el pueblo de Casillas. Nos decidimos por acceder desde el sur para evitar la tremenda marea humana que accede a la reserva natural Valle de Iruelas desde el norte, entrando desde El Tiemblo.

Imagen de introducción: Puente romano sobre el rio Tiétar, en la vertiente sur de Gredos.

Linde de mamposteria de piedra granítica en mismo Valle del Tiétar.

la ruta remonta el llamado Camino de casillas, que une los municipio de Casillas al sur con El Tiemblo, al norte de Gredos. A estas alturas del año los bosques de castaños se muestran con unos colores espectaculares.

El primer tramo de la excursión remonta una garganta siguiendo el trazado de un carril.  El castañar conforme se gana atura se hace mas silvestre.

Macrolepiota creciendo al fresco de la hojarasca de castaños y robles.

Mancha de robles sobre el helechar, muy cerca del collado que da acceso a la Garganta de la Yedra.

El paso del collado nos mete de nuevo en el espectáculo del castañar en otoño. Se ven tonos amarillos, verdes y marrones en las hojas del mismo árbol.

Inicio del descenso por el Castañar del Tiemblo.

Imagen del bosque en su zona alta, con árboles muy jóvenes y estilizados en busca de la luz.

Zona de bosque mixto de robles y castaños, con amplia variedad de tonos verdosos y amarillos.

Mas abajo la arboleda se abre en varios brazos independientes, con zonas mas abiertas que permite que entren los rayos de sol.

En el tramo intermedio de la garganta se abre un llano donde aparecen unos cercados con ganado. De nuevo la variedad de colores.

Algún frutal en lo que serían los antiguos huertos.

Tonalidad amarilla de uno de los alisos que crece junto al rio.

El tramo mas bajo del castañar se inicia con árboles mas dispersos y de mayor edad que los de la cabecera.

Tonos ocres de un añejo castaño. La mayoría arrancan con varios brazos desde un tocón.

Contraste de los tonos amarillos de los castaños con el verde de los robles.

Detalle de colorido de las hojas, con predominio de los ocres.

La parte inferior del castañar mantiene un tono mas verdoso que la zona alta, ya que se suaviza la temperatura al perder altura. De nuevo crecimiento muy estilizado de los brazos.

Tras el almuerzo iniciamos de nuevo la subida a la parte alta de la sierra en busca del Pozo de Nieve. Cambio de la tonalidad de los árboles, haciéndose mas amarilla y ocre.

A partir de la cota 1.300 desaparecen los castaños y robles y aparecen los pinos negros.

Vista hacia atrás, con el "mar de helechos" comiéndose la trocha por la que subimos.

Últimos metros antes de llegar al puerto. Los árboles se hacen ya muy escasos.

El puerto nos abre las vistas hacia el valle del Alberche y hacia la sierra de Guadarrama mas al norte. En la zona han rehabilitado un antiguo almacén de nieve.

Vista interior del pozo de nieve. Es mucho mas grande que los que tenemos en las sierras del sur.

la zona vividera del Pozo de Nieve se ha acondicionado como refugio libre. A ver lo que dura...

La última parte de la excursión discurre por una vereda que llanea en la falda norte del Cerro de las Casillas. Sigue una bien trazada vereda que comunica el Puerto de las Casillas con el Pozo de la Nieve.
Pastizales de altura donde se asienta el Pozo de Nieve. la zona debió de ser muy transitada en épocas anteriores por pastores y ganaderos que traían los animales a pasar el verano en estas alturas.
Descanso antes de llegar al Puerto de las Casillas. Al fondo Guadarrama.
Las zonas mas frescas son aprovechadas por la ramaria, que crece muy bien en esta zona.

Otra agrupación, escondida entre la hojarasca del pinar.

Últimas luces del día en las proximidades del Puerto de las Casillas, con el trazado casi horizontal de la vereda.
Finalizamos la excursión el el Puerto de las casillas, que separa la vertiente sur de Gredos con el Valle de Iruelas. A lo largo del dia  hemos recorrido el bonito bosque que se conserva en él. Aún nos queda la bajada a Casillas, que la hacemos ya casi de noche.
a principal a página de rutas

carlete.com. Año 2017

Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción de todo el contenido de esta web sin expresa autorización de su autor.